La resincronización ventricular en la insuficiencia cardíaca: selección de los pacientes, metodologías y optimización de dispositivos

Emilio Ariel Logarzo

Introducción. Los trastornos de conducción intraventriculares son comunes en pacientes con insuficiencia cardíaca crónica y la presencia de un bloqueo completo de rama izquierda está presente en casi un tercio de los casos aumentando la mortalidad.
La terapia de resincronización cardíaca (TRC) comenzó hace unos años como una propuesta innovadora al tratamiento de la insuficiencia cardíaca aunque con algunos reparos pues, un tercio de los pacientes son no respondedores a la terapia por diferentes causas. Sin embargo, como veremos más adelante, hay evidencia de muchos beneficios mejorando la calidad de vida y clase funcional, reducción de hospitalizaciones por insuficiencia cardíaca y reducción de mortalidad total en pacientes sintomáticos con insuficiencia cardíaca.
Es cada vez más aceptado que TRC es un tratamiento puramente eléctrico y por lo tanto, es fundamental la participación del electrofisiólogo en los diferentes momentos de la selección del paciente como en el implante y seguimiento de dispositivos. El ecocardiograma es una herramienta útil pero tiene algunas limitaciones conocidas como la diversidad de métodos, la falta de estudios comparativos entre ellos y por supuesto la dependencia del operador que le agrega un sesgo evidente.
Es por eso que el electrocardiograma (ECG) y la fracción de eyección del ventrículo izquierdo, continúa siendo la herramienta más atinada para seleccionar estos pacientes candidatos a TRC. El bloqueo de rama izquierda (BRI) altera el mecanismo de contracción ventricular generando un retraso en la activación de la pared lateral del ventrículo izquierdo. Es por eso, que son el grupo de pacientes más beneficiados con esta terapéutica. Aunque su presencia no es un parámetro en predicción de respuesta a la TRC debido a la complejidad del trastorno eléctrico y mecánico. No hay que dejar de considerar que la disincronía ocurre no en el ventrículo izquierdo, sino entre ambos ventrículos y también entre la aurícula y el ventrículo. Todos estos factores juegan un papel fundamental en la selección del paciente, en el momento del implante y en la respuesta durante el seguimiento.

[Descargar PDF]