Editorial I

Hemos llegado a ustedes una vez más con esta edición de la Revista de Electrofisiología y Arritmias, en momentos muy importantes para la Sociedad Argentina de Electrofisiología Cardíaca. En efecto estamos viviendo una progresiva expansión de esta Sociedad, gracias a la incorporación permanente de colegas interesados en insertarse en las actividades societarias. Esto es muy importante para la comunidad de electrofisiología pues nos permite de a poco generar espacios de trabajos consensos, registros nacionales y proyectos que ayudaran a robustecer las relaciones entre nosotros.

La unión entre todos aquellos que ejercemos la misma especialidad, es de fundamental importancia para propender a una gran comunidad de electrofisiólogos, donde se aglutinen ideas, protocolos de estudios, espacios de discusión que ayudan a enriquecer nuestro trabajo cotidiano. Esta revista, órgano de nuestra Sociedad de Electrofisiología, es una herramienta vital para combatir la progresiva anemia en comunicaciones de electrofisiología de nuestro medio. Se puede constatar en las revistas de las diversas sociedades, que los trabajos de electrofisiología y dispositivos Implantables, están casi ausentes en los últimos años, situación que lejos de revertirse tiende a profundizarse cada vez mas.

Esta revista, estimados colegas, nos pone al alcance de todos, un medio idóneo para comunicar nuestras experiencias profesionales, y la divulgación de conclusiones y propuestas que sirven para enriquecernos cada vez más. La revista Electrofisiología y Arritmias, llega en forma física, en papel, a distintos países de América Latina, y por otro lado está presente en la web de la Sociedad Argentina de Electrofisiología, siendo consultada por más de mil lectores mensuales de todo el mundo. Aprovecho esta oportunidad para incentivar a los lectores a divulgar vuestras experiencias en este medio de tan amplio alcance.

Un hallazgo, una observación, una reflexión que nos acerca a diagnosticar mejor y llevar soluciones a nuestros pacientes, siempre sirve mucho más si es compartida.

Claudio de Zuloaga

Director